fbpx

SILVESTRE

0
0
Subtotal: 0.00

No hay productos en el carrito.

DOSSIER TALLERES – FLORES PRENSADAS Y HERBARIOS INICIACION – COMPOSICIÓN

LA COMPOSICIÓN

Traer el bosque a casa

Selección de fotos silvestres para crear un bastidor de alianzas

Este apartado solo pretende de ser una guía de acompañamiento a vuestra manera de crear y de sentir. No queremos de ninguna manera estructurar vuestra creatividad, tan solo daros algunos consejos más prácticos cuando os pongáis a trabajar, para que todo sea más fácil.

Cómo contábamos en la introducción, no tenemos formación botánica (ojalá!) , y tampoco pretendemos dar clases de composición artística, si no varias consideraciones a la hora de trabajar con los materiales que habéis recogido.

Antes de sentarse

Es bueno tener un lugar de trabajo amplio, y una mesa con una buena superficie para poder disponer todos los materiales , tanto herramientas, como la selección de flores, y no tener que levantarse continuamente en un proceso que luego es delicado y agradece la calma.

Los elementos básicos:

  • CANVAS / LIENZO

El material que elijamos. Esto es formato libre, se puede usar cualquier superficie lisa, y la podemos aplicar sobre cualquier cosa que se nos ocurra, siempre que dispongamos de la cola adecuada

  • ADHESIVO

Podéis utilizar diferentes tipos de adhesivo. Tened presente la superficie que vais a utilizar y también que cuando seque, sea transparente para que no se vean manchas que no son nada estéticas.

A nosotros nos gusta la cola de carpintero porque fija muy bien, y tiene una buena textura que facilita manipular las piezas con facilidad y que al posarse sobre la superficie se adhiere casi inmediatamente.

Trabajamos también con cola de PH neutro (en materiales de scrap y restauración) para adherir algunas flores (sobre todo azules) que son muy sensibles al ph, y en contacto con la cola pierden su color o se modifica hacia violetas.

  • PINZAS

Las que sean más cómodas, de punta afilada o roma, según veáis vosotros.

  • PINCEL FINO

Para aplicar la cola.
Podéis disponer de varios grosores según el tipo de flor con el que vayáis a trabajar.

  • PINCEL GRUESO

Para retirar los excesos de cola.
Uno suave que podáis pasar por encima de la pieza sin dañarla pero que retire los excesos de pegamento fácilmente.

  • CUENCO

O bote pequeño para la cola que vayamos a utilizar

Aquí podeís reciclar todo lo que se os ocurra, tapas, envases, carton, lo que tengaís a mano. No uséis recipientes que apreciéis, porque el pegamento lo dejará inutilizable.

  • PAÑO / PAPEL

Para limpiar la cola que se derrame

  • FLORES

Vuestra selección de flores, plantas, y demás hierbas
Que veremos un poco más en detalle más adelante

Un lugar que tenga buena luz, tanto natural como artificial, hay que “mirar” y ver mucho, la mayoría de las piezas son muy pequeñas y a la hora de manipular con las pinzas necesitamos ver bien. También para aplicar la cola a cada pieza.

Prestad atención también a vuestra postura, para que no os lastiméis la espalda. Y lo mismo a la manera de sujetar las pinzas, a veces hacemos mucha presión para sujetar cada pieza, no nos damos cuenta, y cuando estamos mucho rato seguido, quizá nos duela la articulación del dedo al día siguiente.

Elegir las flores

Varios aspectos a considerar

TAMAÑO

Siempre presente qué tipo de ejecuión vamos a hacer y el tamaño de la obra, que condicionara el tamaños de las piezas que vamos a utilizar.

COLOR

Puede ser una composción monocromática , jugando con los matices de color de cada especie, o con un tono dominante y resto secundario. Otras veces, querréis todos los colores posibles, o recrear un paisaje concreto.

COMPOSICIÓN

Teniendo en mente la finalidad de vuestro trabajo, el destino final de la pieza, si se lo vais a regalar a alguien, los gustos que tiene…

ESTACIÓN

Los colores, las sensaciones, lo que os apetece en cada momento

Y todo lo que pueda ser relevante para vosotros.

Hay veces que tenemos muy claro qué queremos hacer y seleccionamos rápidamente y otras que la composición llega más tarde , la mayoría de las veces de la mano de las flores.

No os atasquéis con esto, si no lo tenéis claro en el primer momento, coged una bandeja y unas pinzas y dejaros lllevar por la intución y probad a ver qué sale. A veces estas selecciones son las mejores, porque son las mas intuitivas.

Ya tenéis todo. Bueno, también os podéis hacer un rico té o un café para acompañar.

Sentarse a componer

El término composición significa básicamente “organizar”. Cualquier obra de arte, de la música a la escritura, se arregla o se compone junto con el pensamiento consciente. Los diversos elementos en el total del diseño se relacionan generalmente entre sí y a su vez con la totalidad de la obra de arte (Duntan, P. 7, 1979).

La composición es el planeamiento, la colocación o el arreglo de elementos o de ingredientes en un trabajo de arte, o la selección y la colocación de elementos del diseño según principios del diseño dentro del trabajo. Contribuye a una respuesta del espectador; la obra de arte se considera dentro de lo estético (que satisface al ojo), si los elementos dentro del trabajo se ordenan en una composición equilibrada.

Hay dos tipos de composición principales: informal (basada en el peso y la tensión), y formal o simétrica, menos frecuente. La composición también se relaciona con el canon artístico.

La composición convencional puede ser alcanzada utilizando un número de principios:

  • Centro de interés: Debe haber un punto de especial atracción o foco en la obra, previniendo que la obra se convierta en un patrón en sí misma.
  • Direccionalidad: La trayectoria seguida por el ojo del espectador debe conducir la atención alrededor de todos los elementos en el trabajo, antes de conducirla fuera del cuadro.
  • El contraste: La tonalidad del color, y las diferencias de luminosidad/oscuridad dentro del cuadro.
  • Evitar la simetría: Es preferible que se eviten las bisecciones exactas del espacio, excepto cuando se quiera expresar simetría.
  • El tema prominente debe ser excéntrico, a menos que se desee una composición simétrica o formal, y se puede equilibrar por elementos basados en los satélites más pequeños.
  • Ley del horizonte: Preferiblemente la línea del horizonte no debe dividir la obra en dos porciones iguales, sino que debe estar ubicada de tal manera que acentúe la porción de cielo o de tierra.

La composición fue considerada principio fundamental en el arte europeo hasta principios del siglo XX. La preeminencia de la composición como estructurante de la obra de arte se vincula más al academicismo del siglo XIX y a las Bellas Artes que al arte contemporáneo que no admite tales reglas (objeto, performance, instalación, artes audiovisuales, etc.)

La composición en artes visuales satisface ciertas necesidades estéticas y prácticas. Constituye una unidad orgánica que permite ordenar los elementos conceptuales, visuales y técnicos, necesarios para el acto creador.

Sin querer influir, simplemente dejaros algunas ideas en las que podéis trabajar, experimentar y hacerlo desde vuestra mirada.

Podéis trabajar en/con

  • Paisajes , praderas, campitos, que recrean lo que vivisteis.
  • Composiciones más “formales” más parecidos a arreglos florales.
  • Mandalas con diferentes elementos o tipo caleidoscopio.
  • Deconstrucciones de las flores.
  • Montajes tipo herbario, con todos los datos de la pieza.
  • Guirnaldas y festones

Una vez decidida la intención, coged las pinzas e ir colocando sobre el lienzo de trabajo. En ocasiones vais colocando las piezas , y todo se dispone mágicamente a la primera.

Otras veces, os costará más, cambiáis mil veces de sitio todo, y no termináis de encontrar el sentido a la obra , no pasa nada, también esta bien. A veces este tipo de ejercicio, es frustrante, pero creo que nos ayuda a adquirir conocimiento más profundo de los materiales con los que trabajamos, y vamos integrando ese conocimiento de una manera no consciente, pero si muy profunda. Dad por bueno los días en los que no consigáis un resultado, está bien también.

A veces conviene dejar el montaje “reposar” , marcharse un rato. Y volver de nuevo, mirar la pieza despacio, y recolocar algunas cosas. En ocasiones, la pieza puede estar unos cuantos días parada, y luego volver sobre ella. No hay prisa.

Cuando sepamos que ya tenemos lo que queremos , ya podemos pegar.

Pegar las piezas

Pinzas en una mano y pincel en la otra, y comenzamos.

Algunas notas que nos pueden facilitar el trabajo:

Coged la pinza sin ejercer mucha presión porque si no os dolerá la articulación. Al principio es casi inevitable , porque las piezas son pequeñas, lo queremos hacer bien, queremos pegar el pegamento justo, que no rebose, son varias cosas a la vez, y esto nos hacer estar alerta y agarrar muy fuerte las pinzas.

Sitúa el bote del pegamento en el lado de la mano que tiene el pincel, para que sea más cómodo y facil.

Observa bien la composición y las capas que has creado, porque tendrás que empezar a pegar por la capa inferior . Empieza por las piezas que están más abajo y ver colocando de abajo arriba.

En las composiciones que no tienen capas pero si mucho elementos, empieza por los elementos más grandes, que establecen la guía de espacios, y luego ve pegando el resto de piezas entre esas referencias. Así tendrás un marco de referencia todo el rato y no descolocaras la composción en la que tanto tiempo invertiste. Esto también te permite quitar algunos elementos secundarios, para poder ir pegando con más espacio, y luego recolocar el resto. Necesitarás hacerlo en muchas ocasiones, porque si no no podrás acceder bien a la superficie. De esta manera con las guias, te aseguras que las proporciones iniciales siempre están.

A veces , colocamos demasiado en la composción, las piezas son todas preciosas y no queremos prescindir de ninguna, pero luego al pegar, generalmente ( no siempre, pero a nosotros nos pasa mucho) quitaremos cosas y se quedará más limpia. Sed cuidadosos con las flores que tanto trabajo y tanto tiempo os ha costado reunir.

En ocasiones, las flores que tenemos están dañadas, o no son “perfectas”, si os gusta la simetría y lo que buscáis en la obra tiene que ser muy completo, podéis reconstruir la flor perfecta de diferentes piezas de varios ejemplares, ( pétalos, hojas, tallos)

Las flores pequeñas, las muy diminutas , a veces se quedarán pegadas al pincel. Despacio con la pinza, la cogemos y la pegamos a la superficie. Cuando tengáis flores muy pequeñas, es mejor llevar el pincel a la flor, que la flor al pincel.

Si he manchado mucho el lienzo de pegamento, puedo pasar un pincel suave y mas grueso para intentar quitar los restos y que la obra no quede “sucia”

Si trabajo con flores muy pequeñas , o muy largas y no consigo pegarlas bien, puedo hacerlo en dos fases. La primera en la que se pegan las superficies que tienen mas contacto con el lienzo, y luego, las partes que se han quedado más al aire. Espero a que se seque bien, y con un pincel muy fino, le doy una segunda capa a las partes que no han pegado bien.

Hay veces que por la forma en la que se ha quedado la flor en la prensa, tenemos que ayudarnos de algún extra de peso, para que se quede bien fijada al lienzo. Nosotros usamos pequeños cantos de río, que vamos quintando y poniendo a medida que avanzamos.

Cuando terminamos de pegar, dejamos secar todo al menos una noche y comprobamos al día siguiente que está todo ok y bien fijando. Si hay algo que no lo está, hacemos un repaso y volveremos a esaperar.

Para limpiar los pinceles de pegamento, los podemos sumergir en un poco de agua con jabón y agitarla, luego les pasamos un paño para eliminar todos los restos que podamos. Pero lo pinceles no aguantan muchas veces, sobre todo los más finos, que enseguida se quedan rígidos. Así que no compréis pinceles muy caros, porque tendréis que reponerlos a menudo.

Para conservar vuestro trabajo

  • La luz y el polvo de casa afectan a la conservación de las flores silvestres prensadas.
  • Si podéis y creéis conveniente, enmarcad la obra. Eso la protegerá del polvo. Buscad un buen enmarcador , que sea cuidadoso y no os dañe la obra.
  • Si podéis, colocadla en un lugar de la casa que no esté muy expuesto a la luz directa del sol para preservar los colores de las plantas el máximo tiempo posible.

Y a por el siguiente paseo, la siguiente prensa, el siguiente trabajo. Seguro que a partir de ahora salís al campo con otra mirada, y véis muchas más cosas que antes.

Para nosotros es la mejor parte del trabajo, en la que profundizamos la mirada. Estre trabajo nos obliga a estar más conscientes aquí y ahora, en una época dónde lo digital cada vez nos roba más atención.

Decía Renoir que siempre hay flores para quien quiere verlas.

Muchas gracias y feliz recolección.

Equipo Taller Silvestre

hinojo_separador
Ir arriba